Inicio ACTUALIDAD Según expresidente Zelaya 2020 será un año difícil, precario, social y económicamente

Según expresidente Zelaya 2020 será un año difícil, precario, social y económicamente

209
0
Compartir

Tegucigalpa – para el expresidente de la República y coordinador del partido Libertad y Refundacion LIBRE, José Manuel Zelaya, el 2020 será un año más precario social y económicamente en Honduras.

Dice Zelaya que, “la ciudadanía hondureña necesita reconciliarse con sus principales valores, para enfrentar al sistema de explotación, exclusión y necrófilo, al que nos tiene sometido el actual gobierno, se trata de un sistema capitalista que oprime”.

Al darle la espalada a la historia reciente Zelaya que ya estuvo en el poder y provoco un desplome en la económica con sus políticas populistas ahora Considera que “hace falta darle la mano al pobre”, pero para lograrlo no solo hay que sacar al actual gobernante, sino a lo que él califica como una dictadura que gobierna en el país. “La economía está por el suelo y los niveles de crecimiento económico son muy bajísimos”, refirió.

Cuestionó además el alto costo que paga actualmente Honduras, por concepto de la deuda externa, lo que suma cerca de 42 mil millones de lempiras, cuando hace 10 años cuando él gobernó era de cinco mil millones de lempiras.

“El sector empresarial ya no aguanta el nivel de impuestos, porque el nivel tributario es muy alto (…) no se puede comparar el gobierno del Poder Ciudadano con el actual régimen, porque tras la crisis de 2009, se han dedicado a destruir la confianza de los hondureños por eso es que tenemos altos índices de migración”.

Finalmente, Zelaya cree que crecimiento económico proyectado para este año de 2.8 por ciento del PIB que es relativamente muy bajo porque es superado por el incremento de la pobreza en Honduras. “Crece más la miseria porque en el presupuesto asignado para combatirla existe una desigualdad que cada vez es mayor”, aseveró.

Cabe recordar que el expresidente Zelaya gobernó el país por tres años síes meses y pese a recibir un país con indicadores económicos saludables producto de la disciplina fiscal del gobierno anterior de Ricardo Maduro, el lo llevo al abismo tanto así que en su último año de gestión opero por varios meses sin presupuesto.