Inicio ACTUALIDAD Presidente Hernández en Asamblea de Gobernadores virtual: “He sido un crítico del...

Presidente Hernández en Asamblea de Gobernadores virtual: “He sido un crítico del BCIE, pero hoy veo un banco diferente, cercano a la región”

42
0
Compartir

Tegucigalpa- El presidente Juan Orlando Hernández remarcó hoy, en la inauguración de la 60 Asamblea de Gobernadores del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), que siempre ha  sido un crítico de la banca multilateral y de esta entidad, pero que hoy ve a una institución diferente y cercana a los países de la región.

Hernández expresó su deseo de seguir trabajando de manera conjunta con el BCIE para erradicar los efectos del cambio climático y la pandemia, buscando promover el desarrollo de los países de la región.

El mandatario presentó la invitación para que en el marco de la celebración del Bicentenario de Independencia, el próximo año, la Asamblea de Gobernadores del BCIE se desarrolle en Honduras.

Este año por primera vez se realiza la asamblea de manera virtual, dada la coyuntura que vive la región por la pandemia.

En esta asamblea del BCIE se realizará un muy importante análisis sobre los retos que enfrentan las economías de la región, teniendo en cuenta las circunstancias especiales que deja el escenario de la crisis por el coronavirus.

En la reunión económica virtual estuvieron presentes los delegados de los 15 países socios que conforman el máximo organismo rector del BCIE, Ministros de Hacienda, Economía, Finanzas y/o Presidentes de los Bancos Centrales, para abordar sobre posibles inversiones que promuevan nuevos proyectos en línea con su actual Estrategia Institucional 2020-2024. 

Asimismo en la asamblea se reiteró el compromiso de seguir acompañando a los países centroamericanos en sus esfuerzos por alcanzar el desarrollo económico y mejores oportunidades de bienestar.

El BCIE, desde el inicio y cuando las autoridades regionales decretaron el estado de emergencia sanitaria por la pandemia, puso en marcha el Programa de Emergencia de Apoyo y Preparación ante el COVID-19, y su reactivación económica que supera los 2.000 millones de dólares para ayudar a sus países socios a enfrentar la crisis y mitigar su efecto.

El BCIE constituye actualmente el principal proveedor de recursos financieros para el desarrollo de la región centroamericana. 

A continuación, el discurso del presidente Hernández:

Buenos días a todos.

Honorable Presidente Ejecutivo del BCIE, Doctor Dante Mossi. 

Señores Gobernadores  

Señores Directores 

Señores Ejecutivos Miembros del BCIE

Es para mí, motivo de gran alegría estar presente el día de hoy en la celebración de la Sesenta (LX) Reunión Ordinaria de la Asamblea de Gobernadores del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). En esta ocasión celebrándose de manera virtual en vista de la difícil situación que estamos enfrentando producto de la pandemia por COVID-19.

Quiero empezar mi participación expresando mi profundo agradecimiento en nombre del pueblo hondureño por el gran apoyo que hemos recibido del BCIE en estos momentos de dificultad. 

El otorgamiento de recursos que el Banco ha realizado a nuestros Gobiernos, a través de créditos blandos, asistencias técnicas, donaciones, y la más reciente aprobación del Programa de Políticas de Desarrollo, y muchas otras acciones que realiza, nos ha permitido desarrollar en gran medida las estrategias implementadas para la contención, detección y tratamiento del coronavirus, así como en la conservación y generación de empleos, protección de grupos vulnerables y el impulso de acciones conducentes a la reactivación económica.

Estoy aquí, de manera presencial, porque creo que es la respuesta que el pueblo hondureño debe darle al BCIE, y los hondureños saben que yo he sido crítico de la banca multilateral, pero quiero que lo sepan todos los gobernadores, he sido crítico en el pasado de algunos temas del BCIE, pero también cuando me invitaron a ir a Corea, y ver ahora a este país presente, me siento orgulloso de haber puesto mi granito de arena. 

Es ver a un BCIE, diferente, cercano y como lo ha conversado con el presidente Mossi, el banco Para Centroamérica y ahora con otros tantos socios, este es un tremendo gran paso en una situación bien especial como la que está viviendo el mundo. Así que nuestro reconocimiento y nuestro compromiso de seguir trabajando de cerca.

Contamos que con este apoyo y con la suma de los esfuerzos que se están realizando, se logren los resultados positivos que deseamos y de esa forma podamos iniciar con paso firme en esta nueva normalidad, sabemos que será difícil porque los efectos nocivos de esta pandemia son inmensos, pero con esfuerzo, dedicación e ímpetu, lo vamos a lograr. 

Hoy nos reúne la celebración de esta Asamblea, la cual aparte de informarnos sobre los resultados de las decisiones aprobadas con anterioridad, nos abre la puerta para generar propuestas de acciones que impacten positivamente el desarrollo socio-económico de las poblaciones de nuestros países, es por eso que al abordar el tema de los efectos derivados de la pandemia que nos tiene de momento ocupados en todos los sentidos, es fundamental este trabajo conjunto. 

Sabemos que con el liderazgo del Doctor Mossi al frente del Banco, y el acompañamiento de su Directorio, se continuará con la excelente gestión de los recursos en procura de mejores oportunidades para nuestros países.

Como todos sabemos, los países que conformamos la región centroamericana, por nuestras condiciones socio-económicas, somos más vulnerables a los efectos nocivos de la pandemia, ya que estos van más allá del nivel de salud pública. 

Esto abarca el Sector Externo al verse afectados los porcentajes de participación regional en cuanto a las exportaciones de bienes y servicios, de los cuales por mucho tiempo hemos mostrado ventajas comparativas como región; el Sector Real con notables disminuciones en las producciones de bienes y servicios, convergiendo en un decrecimiento de nuestros Productos Internos Brutos (PIBs) y de igual forma, y como es de esperarse, fuertes impactos en el Sector Fiscal de nuestras economías, reflejándose en la baja captación de recursos para hacer frente a las obligaciones cotidianas. 

Sumando a esto las eventualidades por fenómenos naturales a los que siempre estamos expuestos, es por ello que es importante recordar que Honduras, durante 20 años, ha sido uno de los tres países más afectados por los efectos del cambio climático.

Estos dos o tres días hemos estado nerviosos en Centroamérica, porque mientras hablamos, tenemos serias afectaciones en la parte del Atlántico, y de manera especial en Belice y Guatemala. No olvidemos eso, porque durante este año hemos visto los efectos de las lluvias intensas destructivas, pero hace unos cuatro años atrás estuvimos con una tremenda sequía y esa es la realidad de Centroamérica.

Por eso seguiré luchando para que a nivel del SICA, (Sistema de Integración de Centro América), logremos que Naciones Unidas reconozca a Centroamérica como una de las regiones más vulnerables con respecto a los efectos del Cambio Climático. Y en particular, Honduras lo sigue sintiendo, y eso más la pandemia, nos pone en una situación difícil, pero a los retos hay que enfrentarlos, con determinación y compromiso.

También aquí tenemos una oportunidad para que el multilateralismo, y en particular nuestro banco de desarrollo regional con el apoyo de tantos otros países que ahora son miembros, le demostremos al mundo, que sí se puede.

Hoy más que nunca el mundo se enfrenta a una realidad de cambios y nuestra región no es la excepción. 

Sin duda, en estos últimos meses hemos cambiado con una rapidez que nadie lo podría pronosticar, pero eso es lo admirable del ser humano y ante la adversidad, o sale lo malo o salo bueno, pero hemos visto, en la presentación de los expertos en salud, cómo nos pronosticaban para Honduras escenarios terribles.

Desde la Organización Mundial de la Salud, desde nuestros expertos locales y regionales, pero afortunadamente tomamos las medidas que teníamos que tomar, y otras las tuvimos que enmendar en el camino. Pero sobre la diligencia, la capacidad de adaptarnos nos ha permitido que ninguno de esos escenarios se convirtiera en realidad. Y ese no es un logro, en el caso de Honduras, solo del Gobierno, es de la gran mayoría de los hondureños.

Y quiero decirlo en alta y clara voz como decimos los locales, con la participación del Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE. Por eso estoy aquí para agradecerles.

Estos últimos meses decía, hemos tenido que cambiar con rapidez, y esas vulnerabilidades que presenta la región, debemos aprovecharlas para convertirlas en fortalezas, y es lo que creo que he detectado en las expresiones de los que me han antecedido en esta asamblea.

Los retos que enfrentamos como región son grandes, y más aún cuando lo observamos desde la perspectiva de la integración centroamericana, como el camino para combatir la desigualdad, erradicación de la pobreza, los efectos del cambio climático que exponencian estos problemas, y ahora la lucha por la contención del COVID-19 y la recuperación de la salud de los enfermos. 

Quiero introducir ese elemento porque estamos hablando todos de un nuevo sistema de salud, yo pasé por la enfermedad y desafortunadamente me tocó en ese pequeño porcentaje de los que más nos complicamos por la enfermedad. No solamente es el tema de la medicina, es el tema del acompañamiento en el tema de la recuperación respiratoria, en la recuperación muscular.

Es impresionante cómo los estudios nos están diciendo una serie de secuelas y cada vez son más, por tanto no es suficiente ahora solo el tratamiento en el momento, es todo un espacio de recuperación. 

Solo para darles un ejemplo, es tan vulnerable el sistema pulmonar de un ser humano, que cualquier afectación severa puede terminar siendo una situación grave de por vida y puede dejar a una persona sumamente limitada. Por tanto, debemos pensar en eso cuando hablamos de un nuevo sistema de salud.

Con los avances normativos regionales, hemos logrado resultados positivos y por mencionar uno, sé que hay más, pero ese uno nos indica que sí se puede y haré referencia a la unión aduanera, sobre la cual se ha puesto en marcha la primera etapa del proceso que incluye la creación y reglamentación del marco normativo entre la República de Guatemala y la República de Honduras.

Parte de ese resultado es por el apoyo del BCIE, quienes se han puesto en la brecha de impulsar el desarrollo de programas que se han reflejado en beneficios a la población, y para que miren los datos en términos de tiempo de espera entre la aduana de Guatemala y Honduras, antes era de 8 horas, ahora es de 15 minutos. Fue realmente histórico y quiero enfatizar mi llamado a los colegas, presidentes de la región, a que aceleremos el compromiso que todos han hecho conmigo, ha sido privado pero creo que debe hacerse público para poder avanzar.

Eso nos va a poder evitar problemas cómo los que ya vivimos durante la pandemia, en ciertas fronteras de ciertos países y que nos terminan afectando a todos.

Quiero destacar otro ejemplo de lo que ya tiene ciertos cimientos, que es la política de cielos abiertos en la región, para Honduras el costo de un pasaje aéreo y el costo de la tarifa de carga es altísimo, y afecta seriamente nuestra competitividad. Pero ya tenemos un sistema entre carreteras, nuevos aeropuertos, pequeños aeropuertos regionales en el país, más el nuevo sistema aduanero que conectado con Centroamérica, con la base de una política de cielos abiertos, estoy seguro que se le dará a la región una tremenda competitividad.

Así que como ya lo he hecho en privado, le recuerdo al presidente Mossi y a la Asamblea, que esa es una de las grandes aspiraciones de nosotros los centroamericanos.

En fin, hay retos pero tenemos que avanzar en el corto plazo y con la mayor urgencia en la contención del coronavirus, pero también existen retos importantes para la región que van desde la apertura comercial hasta la lucha contra la pobreza, al igual que existen oportunidades para lograr un mayor crecimiento regional, y esto en gran medida será posible si continuamos accediendo al apoyo financiero regional que el BCIE nos podría seguir facilitando.

Ya está documentando que cuando Centroamérica se volcó a ese comercio internacional, todas las economías crecieron, y allí tenemos un antecedente importante.

En este contexto, el BCIE, en concordancia con la estrategia de su creación, debe apoyar, sobre todo a los países con menor desarrollo de la región, en la identificación de proyectos susceptibles de ser financiados mediante una estrategia financiera de apoyo a las prioridades, otorgando recursos para el fortalecimiento de sectores como salud, los productivos, la construcción y modernización de infraestructura, el fomento del desarrollo humano y la sostenibilidad ambiental.

Y como se ha reiterado aquí, el uso de la tecnología, para poder adaptarnos a esta nueva realidad. Quiero destacar que en 1998 tuvimos una afectación, muy difícil a raíz del huracán más devastador que hemos enfrentado en la historia, y eso golpeó también a países vecinos.

Pero haciendo comparación de los efectos en términos del PIB, este efecto de la pandemia probablemente será tres, cuatro o cinco veces mayor que aquel episodio. De esa dimensión es el reto que enfrentamos, con una particularidad; que la afectación del MITCH, fue de tres a cinco días y sabíamos lo que había que reconstruir, y aprovechar la oportunidad.

Aquí tenemos una variable que no sabemos cuándo terminará esta afectación por salud y otras derivadas en el orden social y económico. Así de complejo es. Pero bueno aquí estamos para afrontarlo como generación y yo vengo a decirles que confiamos los hondureños que vamos a trabajar de la mano con ustedes, con todo el potencial que tiene el BCIE y que ahora es mucho mayor con los nuevos socios que tiene, y con los socios extra regionales. 

Por tanto los invito a seguir trabajando fuertemente para lograr desarrollar esos procesos que permitan una integración real de nuestra región, con el fin máximo de llevar bienestar a nuestras poblaciones y con el futuro que nuestras generaciones esperan recibir de nuestras manos.

Ahora tenemos un activo que el BCIE tiene que aprovechar. Siento una voluntad política como pocas veces, no somos perfectos, pero hoy más que nunca siento una identidad con estos objetivos, por tanto debemos aprovecharla.

También quiero aprovechar este momento para proponer y de una vez, hacer extensiva desde ya con toda humildad, de parte del Gobierno de Honduras, una invitación para en el marco de la celebración de nuestro bicentenario de la Independencia Patria, se desarrolle en Honduras la próxima Asamblea de Gobernadores del BCIE. Para nosotros eso será de mucho apoyo, poder estar aquí con todos ustedes.

Les informo que ya está conformado un Comité Técnico que está encargado de realizar los trabajos preparativos para desarrollar esa gran fiesta, será un honor para nosotros contar con su visita, y estoy seguro que primero Dios para esa fecha la nueva realidad nos permita estar presencialmente. Será un honor contar con su visita y dará más realce a los actos de civismo que se van a desarrollar.

Muchísimas gracias y que Dios nos bendiga a todos y agradeciendo todo el apoyo del BCIE a nuestro país.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here