Inicio ACTUALIDAD Capturan y mandan a la cárcel a un sujeto por ordenar la...

Capturan y mandan a la cárcel a un sujeto por ordenar la muerte de su propio padre

252
0
Compartir

Catacamas, Olancho Por problemas de herencia un joven, supuestamente mando a matar a su propio padre, en el barrio La Cruz, en esta ciudad.

Rubén Cisneros Leiva (65), originario y residente del barrio en mención, propietario del taller industrial “Cisneros”, hace pocos meses atrás conoció la tragedia de cerca cuando uno de sus hijos se suicidó.

Según Benjamín Cisneros Leiva, hermano de la víctima uno de los hijos estaría  involucrado en la muerte, porque ya había hecho intentos de contratar a una persona que casualmente había sido empleado de el para que hiciera el atentado , pero esa persona se negó y le contó a una hija mía, aseguro el familiar.

Al consultarle si creían que el hecho criminal se trata de un parricidio, el pariente del muerto dijo que “prácticamente eso es lo que pasó, porque él no lo mató, sino que lo mandó a matar, porque contrató a alguien”.

“Y fue por poco dinero, porque el hechor andaba en una bicicleta y en chancletas, cuando mi hermano iba saliendo de la casa para agarrar su vehículo”, consideró.

Al preguntarle por qué un hijo mandó a matar a su propio padre, el entrevistado dijo que “el problema es que mi hermano había adquirido sus riquezas y por ahí le viene el mal”.

Después del crimen, los demás familiares procedieron a interponer la denuncia a la Policía Nacional, cuyos agentes comenzaron a buscar al autor intelectual del parricidio y lo capturaron inmediatamente y fue puesto a la orden de la Fiscalía pertinente.

Dentro de una bartolina policial, el hechor, que por razones de legalidad se reserva su nombre, le indicó a una prima que “se sentía arrepentido y que por eso se entregaba a la Policía Nacional”.

Ahora el “muchacho tiene que confesar todo y a quién contrató para matar a mi hermano y si no ahí están los teléfonos para hacer los respectivos vaciados de sus llamadas”, sugirió el entrevistado.

Según las primeras pesquisas realizadas por agentes de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), el joven hechor intelectual del parricidio se encontraba molesto de forma permanente con su padre, supuestamente porque quería una herencia monetaria.

“Él siempre presionaba a mi hermano por eso y la semana pasada hasta se tomó unas pastillas, se tomó un bote entero supuestamente para suicidarse”, contó el hermano de la víctima mortal.